Racing y un empate con sabor a continuidad

Diego Ibarburu (@DiegoIbarburu)

En un partido intenso, Racing y San Pablo empataron sin goles en el estadio Juan Domingo Perón. El equipo brasilero se mantiene como líder en el Grupo E de la Copa Libertadores mientras que los de Avellaneda se afianzaron en el segundo lugar. Juan Antonio Pizzi y sus jugadores dieron muestras de entereza tras una jornada de tensión.

1-Media hora muy buena. En un partido al que llegó de punto y empapado por los rumores de fin de “Ciclo Pizzi”, Racing inició el juego con una presencia muy valiosa en la cancha, que consistió en presionar bien arriba impidiéndole a San Pablo elaborar juego, y a los pocos minutos ya se había transformado en el protagonista del partido, lo que le permitió llevar a cabo algunas aproximaciones. En ese rato contó con un muy buen despliegue de todo su mediocampo, que tuvo ida y vuelta en sus laterales y criterio para conducir y moverse por parte de Ignacio Piatti, Leonel Miranda y Mauricio Martinez. Al equipo de Pizzi sólo le faltó el gol, que se le negó especialmente a los 15 minutos cuando, tras un córner de Maximiliano Lovera, Joaquín Novillo y Leonardo Sigali estrellaron la pelota contra los caños en sendos remates. De todos modos, es cierto que todo eso bueno que pasaba en el medio de la cancha pocas veces derivó en ataques profundos, siendo notable lo poco que pudo entrar en juego Iván Maggi, el hombre más adelantado de la “Academia”.

2-Quince minutos de confusión. Cuando Racing dominaba el partido y reducía al mínimo a uno de los grandes candidatos de la Copa, un par de pelotas divididas cambiaron parcialmente el trámite, al tiempo que el árbitro Piero Maza empezó a participar con fallos que no aportaron a la conducción del juego, como la tarjeta amarilla que le sacó a Juan Cáceres tras ir a trabar la pelota sin siquiera cometer falta. San Pablo entendió bien ese lapso y hacia el final del primer período, una discusión en la zona de los bancos de suplentes terminó por diluir la muy buena imagen que había construido el equipo local.

Dani Alves mostró poco de su jerarquía en la noche del “Cilindro”. Foto @Relatoresconvos

3-Más dueño, menos daño. El segundo tiempo mostró a Racing recuperando el temple y dominando al máximo las acciones. El equipo visitante debió realizar cambios por lesiones -entre ellas la de Dani Alves-, y esto acentuó el dominio de los de Pizzi, superiores para disputar el balón y criteriosos para llevar a cabo las posesiones, aunque aún sin la creatividad suficiente para inquietar al arquero rival. El árbitro, mientras tanto, seguía conduciendo mal el juego pero ya los jugadores de Racing habían tomado nota y evitaron reaccionar.

4-Mensajes desde afuera. A los 14 minutos del segundo tiempo Pizzi mandó a la cancha a Darío Cvitanich en reemplazo de un incómodo Maggi y Hernán Crespo sacó a Martín Benitez, el hombre que le aportaba mayor claridad a los pocos avances de San Pablo. De este modo, más los ingresos de Aníbal Moreno y Leandro Godoy para refrescar el ataque, terminó de sellarse el libreto de un partido que Racing intentó ganar hasta el final. Un leve offside de Eugenio Mena cuando convertía de pecho y una buena salida del arquero Tiago Volpi ante la definición de Godoy fueron las dos situaciones que colorearon la actuación del equipo local: valiente y competitiva aunque con dificultades para quebrar la última línea del equipo brasilero, que faltando 10 minutos para el final se quedó con un jugador menos por la exagerada expulsión de William.

5-Punto y banca. La noche de Racing dejó un sabor a poco en cuanto al resultado, porque el equipo respondió de la mejor manera en un marco enrarecido por una jornada en la que se habló de la renuncia del secretario técnico, la llegada de Antonio Mohamed y la despedida de Pizzi en el duelo ante San Pablo, que llegaba como el gran equipo de la Copa (junto con Flamengo) y terminó celebrando disimuladamente el empate y pidiendo la hora. Lo cierto y lo que se vio en la cancha es a un Racing con ganas y recursos para competir. No parece el momento adecuado para interrumpir el proceso del equipo.

Foto destacada: @LaRedCorrientes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *