Portugal sufrió pero venció 3-2 a Ghana

Augusto Demattei 

Portugal no jugó bien, sufrió de más, pero ganó un partido complicadísimo contra Ghana. Los dirigidos por Fernando Santos se impusieron 3 a 2 con goles de Cristiano Ronaldo, João Félix y Rafael Leão. Los tantos del conjunto africano fueron marcados por André Ayew y Osman Bukari.

1- El planteo de Portugal: Los dirigidos por Fernando Santos fueron los dueños de la pelota de principio a fin. Muchos toques, mucha lateralización, pero poca idea y todo ejecutado con lentitud. El equipo pudo penetrar la aguerrida defensa ghanesa recién sobre el final del encuentro. Los goles llegaron de penal y de contraataque.

2- El planteo de Ghana: Los africanos salieron al campo a defender con mucha paciencia y a jugar de contra. Hasta los 65 minutos prácticamente no concedieron chances claras. Su intención era aprovechar los errores del rival y en parte, lo consiguieron: con poca posesión de pelota lograron marcar dos tantos. En contraste, pagaron caro el penal y un error que terminó en gol portugués.  

Cristiano sigue rompiendo récords: el primer futbolista en anotar en 5 mundiales consecutivos. Imagen: Getty Images.

3- Un penal polémico que abrió el partido: poco ocurrió hasta la recta final de este duelo. Portugal intentaba romper el 0 pero sin éxito. Ghana estaba bien plantado y el empate le venía bien. Y en ese contexto, Cristiano Ronaldo se dejó caer en el área ante un leve contacto con un defensa ghanes, generó un penal y la mandó a guardar. En ese instante, se transformó en el primer jugador en la historia en anotar en 5 mundiales. A partir de eso, vino una lluvia de goles que dotaron a esta historia de emoción. 

4- Factor Bruno Fernandes: 8 minutos después del grito portugués, los ghaneses aprovecharon una distracción y llegaron a la igualdad. El partido quedaba para cualquiera de los dos y la tensión reinaba en el estadio. Y ahí, en ese difícil momento, apareció el crack del Manchester United: metió dos asistencias, una a João Felix y la otra a Rafael Leão. Ambas llegaron a partir de recuperaciones que derivaron en dos grandes contras, por supuesto, bien aprovechadas. 

5- Los de Santos terminaron sufriendo de más: Parecía liquidado pero a los 89, Bukari descontó y el final se llenó de tensión. Se adicionaron 9 minutos y los africanos intentaron con todas sus armas arruinar la fiesta portuguesa. Y cerca estuvieron: una burrada de Diogo Costa, arquero de Los Lusos, casi les regala un tanto. Finalmente, los europeos aguantaron y sonó el pitido final.

Imagen destacada: EuroSports.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.