Brasil ganó sin lucir ni sufrir y es líder absoluto

Diego Ibarburu (@DiegoIbarburu)

Por la Fecha 8 de las Eliminatorias Conmebol, Brasil derrotó a Paraguay por 2-0 en el estadio Defensores del Chaco y obtuvo su sexto triunfo consecutivo en igual cantidad de presentaciones. Los goles del equipo de Tité los convirtieron Neymar y Lucas Paquetá. El conjunto guaraní terminó la jornada fuera de los puestos de clasificación al mundial de Qatar.

1-Pegó de entrada: Brasil intentó herir a Paraguay desde el comienzo y así lo hizo. Corrían 3 minutos cuando Gabriel Jesús recibió un pase largo y desequilibró por el sector derecho para lanzar un centro con toda la defensa de Paraguay desacomodada, lo que le permitió a Neymar tener tiempo de controlar y definir con comodidad para estampar el 1-0. Un gol clave que le permitió a Brasil jugar el partido con soltura.

2-Peleó como pudo: Tras el golpazo del gol tempranero, Paraguay intentó reducir a Brasil en su mejor zona de creación: la salida. Mejorando la presión en esos primeros pases consiguió recuperar la pelota en algunas ocasiones, apostando con ella al juego directo y la disputa de la segunda jugada. Miguel Almirón y Ángel Romero, muy aislados, sacaban conejos de la galera para obtener alguna falta que le permitiera avanzar a su equipo y así, con empuje y sin miedo, Paraguay logró llegar con claridad en dos ocasiones,  un impresionante remate de Omar Alderete (despejado por Ederson) y una buena proyección de Robert Rojas que culminó con un remate de Almirón desviado por la defensa.

Miguel Almirón poco pudo hacer ante el orden del equipo brasilero. (Foto @Albirroja)

3-Control total: durante la primera media hora del segundo tiempo Brasil controló el partido sin preocuparse demasiado por el área rival. Es que este equipo no tiene Ronaldos, Ronaldinhos o Romarios. Ni siquiera tiene Adrianos. Su mayor virtud es el manejo de la pelota, la creatividad y la profundidad del juego que producen desde el arquero Ederson hasta los mediocampistas Fred, Casemiro y Lucas Paquetá, pasando por una defensa muy sólida, ordenada y de gran jerarquía técnica. Allí está su mayor virtud y lo sabe.

4-La mano de Berizzo. El técnico de Paraguay pudo mejorar el trabajo de su equipo con algunos cambios, en especial cuando Gastón Gimenez, un buen jugador que no estuvo a la altura del partido, le cedió su lugar al delantero de Argentinos Juniors Gabriel Avalos, quien pudo exigir algo más a la defensa visitante y consiguió algunos córners que, vale destacar, nunca se tradujeron en remates de peligro. El mediocampo guaraní también se afianzó con el ingreso de Oscar Romero y Paraguay terminó dejando una imagen relativamente buena en lo que respecta a la disputa del balón. De todos modos, nunca pudo atacar con profundidad y ese ítem es el que más debe preocupar al entrenador argentino.

5-Lo cerró en el final. El partido se fue diluyendo ante lo poco que podía hacer Paraguay y un muy buen manejo de los tiempos por parte del equipo brasilero. A pocos segundos del final, un error grave de Oscar Romero le permitió a Neymar habilitar a Lucas Paquetá, que definió al segundo palo para concretar el segundo gol. Brasil llega de la mejor manera a una Copa América que se le presenta absolutamente favorable: de local y sin grandes rivales a vencer.

Foto destacada: @CBF_Futebol

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *