San Lorenzo ganó y será rival de Santos

Mateo Portalupi (@portalupimateo_)

En el Nuevo Gasómetro, San Lorenzo derrotó por 2-0 a la Universidad de Chile, y se clasificó la Fase 3 de la Copa Libertadores, con un resultado global a favor de 3-1. Los goles fueron marcados por Franco Di Santo a los 13′ minutos y Ángel Romero a los 58′. ¡A continuación repasá las claves del encuentro!

1-Amenaza aérea: Sin lugar a duda, uno de los recursos que mejor explotó el “Ciclón” fue la pelota parada. Con un pateador como Romero y un once plagado de jugadores con buena altura, los dirigidos por Diego Dabove supieron generar peligro mediante esa vía de ataque. El primer tanto de la noche justamente llegó por esa vía, tras un córner ejecutado por el mismo Romero, que fue conectado de cabeza por Di Santo.

2-Volvió el mejor Ángel: El paraguayo Ángel Romero volvió a la titularidad, tras haber sido relegado desde la llegada del nuevo cuerpo técnico, y su actuación fue realmente muy buena. Se lo vio muy activo, no solo generando fútbol como de costumbre, sino también dando una mano en la presión y en la recuperación del balón. Incluso coronó su noche convirtiendo el gol que definió la serie.

Imagen
El festejo de Ángel Romero tras marcar el 2-0 final. Fuente: @SanLorenzo

3-Un equipo muy debilitado: La “U” mostró muchísimas falencias, sobre todo en el costado defensivo. Está claro que las ausencias han jugado un papel fundamental, ya que fueron doce los jugadores que no pudieron formar parte del plantel de Rafael Edgar Dudamel por haber dado positivo de Covid-19. Más allá de esto, la actuación del cuadro visitante fue muy digna, y por momentos complicó a San Lorenzo.

4-Falta definición: Si bien se volvió a encontrar con el gol, Franco Di Santo malogró dos ocasiones en las que quedó mano a mano ante el arquero Fernando De Paul. Estos fallos se vienen repitiendo con cierta frecuencia desde la llegada del ex Chelsea y Wigan al “Cuervo”. Deberá mejorar ese aspecto si quiere convertirse en el goleador que necesita su equipo.

5-Laterales con oficio: Otro eslabón que funcionó en San Lorenzo fue la subida de los laterales. Tanto Marcelo Herrera como Gabriel Rojas lograron constantemente marcar la diferencia en la ofensiva, sobre todo en la primera mitad. El elenco local se hizo fuerte mediante balones cruzados que partieron desde su mediocampo hacia las espaldas de la defensa chilena, favoreciendo la proyección de sus laterales.

Foto destacada: @SanLorenzo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *