River y Racing hicieron tablas en el “Monumental”

Diego Ibarburu (@DiegoIbarburu)

River y Racing igualaron sin goles en un interesante partido jugado en el estadio Antonio Vespucio Liberti por la Fecha 7 de la Zona A de la Copa Liga Profesional. Los “Millonarios” se mantienen en el 5° lugar de la tabla de posiciones, justo por debajo de la “Academia”. Fernando Rapallini dirigió discretamente y expulsó por doble amarilla al juvenil Juan Cáceres.

1-Le paró el carro: frente a un River de Marcelo Gallardo que siempre busca el protagonismo, la incógnita pasaba por cuál iba a ser la postura de Racing en el partido, tras la goleada sufrida en la final de la Supercopa Argentina hace menos de un mes. En los primeros 20 minutos los de Avellaneda practicamente no cruzaron la mitad de la cancha, y se dedicaron a controlar con mucha eficiencia cada uno de los envíos de los armadores del equipo local, ya sea para sus delanteros o sus laterales. En este contexto, solo una jugada de River llamó la atención, cuando Enzo Pérez habilitó magistralmente con un pase largo a Alex Vigo y este no pudo definir.

2-Sobre la lentitud: Gallardo vivió el primer tiempo con cierta insatisfacción por percibir que su equipo llevaba a cabo a la perfección su típica presión en ofensiva, pero pecaba de cierta lentitud en la elaboración de sus ataques. Lo cierto es que Racing controló muy bien a todos los posibles receptores de River, y con el correr de los minutos empezó a soltar algunas fichas que, alternando buenas y malas, intentaba conducir Ignacio Piatti. Fue valioso el entusiasmo con que Enzo Copetti y Tomás Chancalay participaron del juego, a pesar del planteo defensivo del entrenador.

Pizzi se llevó de la excursión al Monumental una valiosa experiencia defensiva. (Foto: @RacingManiacos)

3-El quiebre: En el comienzo del segundo tiempo River consiguió que Racing sufriera una expulsión, la del juvenil Juan Cáceres, quien hasta allí había cumplido una destacada tarea controlando muy bien a quien es uno de los atacantes más desequilibrantes de la liga, Matías Suárez. Pero en dos jugadas casi consecutivas el juvenil cortó con falta y se tuvo que ir (desconsolado) al vestuario. No sorprendió la facilidad con que Fernando Rapallini lo sacó de la cancha: es conocido que para muchos árbitros los jugadores juveniles -y más aún si pertenecen al equipo visitante-, son “pan comido”.

4-El show de los cambios: a partir de la expulsión, el atractivo del partido se trasladó a los bancos de suplentes, donde Juan Antonio Pizzi y Gallardo fueron apostando sus variantes para lo que quedaba del juego. Ese duelo fue ganado claramente por el DT de Racing, que tuvo un respaldo pleno en Iván Pillud y Lucas Orban para rearmar la defensa, y el juvenil Julián Lopez -quien reemplazó al amonestado Kevin Gutierrez-. Del otro lado, fue poco lo que pudieron hacer Agustín Fontana y Jorge Carrascal, quienes por ahora parecen no mover el amperímetro como alternativas en el conjunto “Millonario”.

5-De 0-5 a 0-0: El final del partido tuvo cierto ida y vuelta donde podría haberse abierto el marcador, con un Racing que se mostró sólido y confiado a pesar de tener un jugador menos que el rival y un River que insistió hasta el final en sus intentos por llegar a posiciones de gol. A pesar de no ganarlo, el encuentro le dejó mayor satisfacción a los de Avellaneda, con un saldo de mucho crecimiento en la faceta defensiva, además de recomponer la pobre imagen que mostró en el segundo tiempo de aquella final. Los de Gallardo, por su lado, siguen siendo el mejor equipo del fútbol argentino, pero en el marco de su etapa de transición tuvo una noche con pocas luces.

Foto destacada: @RiverPlate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *