River aprovechó sus chances y dejó sin invicto a Colón

Diego Ibarburu (@DiegoIbarburu)

River le ganó a Colón 3-2 y se metió de lleno en la zona de clasificación en la Copa Liga Profesional. Lucas Beltrán, Fabricio Angileri y Gonzalo Montiel ,de penal, convirtieron los goles del equipo de Marcelo Gallardo, mientras que Cristian Bernardi y Rodrigo Aliendro anotaron para la visita, que dejó su invicto en el “Monumental” pero sigue siendo el único líder de la Zona A.

1-Un duelo de protagonistas: El partido de hoy tenía un gran atractivo ya que se enfrentaban los dos equipos con mayor reconocimiento en la actualidad. Uno por lo que viene haciendo desde hace años y el otro por lo que está mostrando en la actual competencia. Y no defraudaron porque, cada uno con sus armas, disputaron un buen partido, que tuvo varios goles y mantuvo la intensidad hasta el final. Es para destacar especialmente lo de Colón, que sufrió las bajas de Federico Lértora y el “Pulga” Rodriguez y aún así pudo completar una actuación más que digna.

2-El libreto de River: El primer tiempo tuvo a River con su habitual protagonismo apelando a la precisión en la velocidad de sus ataques, a partir del aporte cada vez más valioso y participativo de Paulo Diaz como iniciador, en una función que cumple alternativamente con Enzo Pérez. A eso, el equipo de Gallardo le sumó su también típica función de recuperación en ataque, que llevó a cabo a la perfección haciendo que Colón no pudiera tener la pelota y que, en cambio, River contara permanentemente con oportunidades para intentar atacar. Así fue que a los 35 minutos, en una combinación simple pero precisa entre Diaz, Agustín Palavecino y Nicolás De la Cruz, el uruguayo encontró un muy buen pase profundo para Beltrán,que definió con categoría ante la salida de Leonardo Burián. Era 1-0 y justicia en Nuñez.

3-El puntero no se achicó: El gol de River modificó la postura de Colón, que de una defensa más retraída pasó a buscar la recuperación de la pelota con presión alta. Este simple cambio le valió el empate sobre el final del primer tiempo cuando una imprecisión en la salida de River fue aprovechada por Gonzalo Escobar y Facundo Farías, que habilitó a Bernardi para estampar el 1-1. El chico Farías (de 18 años) fue el jugador más peligroso de Colón en el partido, y a pesar de la derrota de su equipo debe haberse ido más que contento con su presentación ante los flashes del “Monumental”.

Gonzalo Montiel y una ejecución para el recuerdo. Foto @RiverPlate

4-Errores que se pagan caro: El segundo tiempo se inició con dos situaciones que cambiarían el rumbo del partido. A los 6 minutos Alexis Castro saltó con total imprudencia a buscar una pelota intrascendente salvo porque golpeó con su brazo a Hector Martinez, y Facundo Tello no dudó en expulsarlo. Previo a esa jugada, Gallardo había decidido el ingreso de Jorge Carrascal, y una vez ejecutado el cambio fue cuestión de tiempo que cayera el segundo gol de River, porque el colombiano entró muy bien en el partido y generó, a los 12 minutos, la falta en la puerta del área para que Angileri, con un remate más potente que direccionado, venciera a Burián decretando el 2-1. River volvía a tener ventaja en el marcador y esta vez con un jugador más que su rival. Quince minutos más tarde, y ya con Colón rearmado tras los ingresos de Cristian Ferreira y Santiago Pierotti, otro error innecesario le permitiría al equipo de Gallardo ampliar el marcador. El chico Tomás Moschión, de buen partido, extendió su brazo tras un tiro de esquina que parecía perder peligrosidad. Tello cobró penal correctamente y Montiel pateó con toda su jerarquía poniendo el 3-1.

5-Se le hizo largo: con dos goles de ventaja y superioridad numérica, River podría haberse floreado en lo que quedaba del segundo tiempo, pero se encontró con malas decisiones de sus atacantes y un Colón que siguió disputando el partido con concentración y fuerza. Así fue que a los 38 minutos una “guapeada” más de Farías le permitió al “sabalero” contar con un tiro libre que Ferreira le puso en la cabeza a Aliendro, quien venció a Franco Armani y dejó el partido 3-2 con varios minutos por jugar. El resultado final fue un fiel reflejo de lo que pasó en el partido, una victoria justa de River, ante un rival que peleó hasta el final y mostró por qué es el puntero de la tabla general. La diferencia estuvo en los errores puntuales que seguramente se lamentaron mucho en el vestuario visitante. Por el lado del dueño de casa, lo más positivo es que se metió de lleno en puestos de clasificación y recuperó la capacidad de gol tras dos partidos sin convertir.

Foto Destacada: @RiverPlate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *