Palmeiras lo ganó en el final y se consagró Campeón

Mateo Portalupi (@portalupimateo_)

En una Final muy pobre desde las emociones, Palmeiras derrotó a Santos por 1-0, y se consagró Campeón de la Copa Libertadores 2020, obteniendo la segunda tras la de 1999. El único gol del encuentro fue marcado por Breno Lopes a los 99′. ¡A continuación repasá las claves del encuentro definitorio!

1-Mucha actitud, poco fútbol: El partido se jugó con el espíritu de una Final, pero no se desarrolló buen juego. Muy friccionados los duelos individuales, se notó a los jugadores metidos en el encuentro, pero no aparecieron las conexiones ofensivas en su esplendor. Todo quedó en manos de alguna jugada aislada por parte de los habilidosos, los cuales estuvieron muy bien cubiertos.

2-Al ritmo defensivo de Santos: El conjunto de Cuca recurrió constantemente a las infracciones para cortar todos los indicios ofensivos que tuvo Palmeiras. El poco fútbol mostrado se debió en gran parte a esto, un gran caudal de faltas que se desarrollaban en el comienzo de la gestación, por lo cual no se pudo ver prácticamente ninguna jugada de peligro en el área de John.

Imagen
El festejo del Campeón de América. Foto: @Libertadores

3-La clave del “Verdão: Dentro de lo poco que se puede rescatar de un encuentro bastante espeso, Gustavo Gómez fue la figura de la cancha. El paraguayo se mostró fiel a su estilo, firme, rudo y muy difícil de superar en el mano a mano. El capitán pudo levantar la copa con la satisfacción de haber realizado una final más que correcta.

4-Una llegada, un gol: Ya cuando todo el mundo se resignaba a llegar al alargue, llegó una ocasión totalmente fuera de contexto. Un centro de Rony que superó a toda la defensa de Santos desembocó en un excelente cabezazo de Breno, y así Palmeiras resolvió una final que parecía destinada a definirse en el alargue o en los penales.

5-La historia pudo ser otra: En los minutos finales apareció el jugador que todos apuntaban como la pieza decisiva, Jefferson Soteldo. El venezolano no jugó nada bien, pero en el último cuarto de hora pareció brotar esa rebeldía que mostró en las Semifinales contra Boca, e incluso tuvo la posibilidad de marcar el gol que significase el 1-0. Una verdadera lástima haber visto tan poco de un futbolista del cual se esperaba mucho más, pero aún así estuvo cerca de darle la copa a su equipo.

Foto destacada: @SC_ESPN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *