River fue paciente y derrotó a Junior en el “Monumental”

Diego Ibarburu (@DiegoIbarburu)

River venció 2-1 a Junior de Barranquilla en el “Monumental” por la segunda fecha del Grupo D de la Copa Libertadores. Los goles de Héctor Martinez y Julián Alvarez le dieron a los dirigidos por Marcelo Gallardo un triunfo importante para acomodarse en la punta junto a Fluminense. El equipo colombiano, de buen partido, descontó sobre el final por medio de Miguel Borja.

1-Virtudes colombianas. Junior llegó sin muchas luces y con la importante ausencia de Teófilo Gutierrez, su principal figura. Sin embargo, durante la primera media hora del juego pudo disputarle el protagonismo a River con un planteo inteligente y con rendimientos individuales muy positivos. Rigor físico para disputar el medio, un excelente manejo de la pelota para elaborar jugadas y sostener la posesión, y la inteligencia para presionar la salida de Enzo Pérez y Paulo Díaz -los principales iniciadores de River- hicieron del equipo colombiano un rival de fuste que encontró su maniobra más peligrosa en un claro penal de Héctor Martinez a Borja, ignorado por el árbitro paraguayo Juan Gabriel Benitez.

2-Virtudes argentinas. River, por su lado, supo transitar con inteligencia ese dominio de Junior, sin desordenarse a pesar de no poder poner en funcionamiento eficiente su presión alta, y sin resignarse a atacar aún cuando los caminos no pudieran ser los habituales. Con Agustín Palavecino y Enzo Pérez muy tapados, sólo algunas proyecciones de Gonzalo Montiel en combinación con Nicolás De La Cruz le permitieron a River aproximarse al arco rival.  A los 29 minutos, tras un tiro de esquina y una serie de carámbolas, Héctor Martinez definió de zurda y empezó a resolver un partido que hasta allí parecía más difícil, aunque es cierto que, tanto en el área propia como en la rival, Junior no terminaba de ser el equipo que insinuaba.

3-Tres en el fondo. Tal vez lo más destacado de River haya sido la sólida tarea de su última línea, aquella que conformaron Paulo Díaz, Robert Rojas y Héctor Martinez. Siempre bien ubicados y ganando todo en el juego aéreo, los defensores redondearon una excelente tarea con el plus de haberse adaptado a la perfección a un esquema que no venían utilizando. También aportaron en el juego ofensivo, para elaborar y también para definir en las pelotas detenidas.

Julián Alvarez grita un gol importante para él y para River (Foto: @RiverPlate)

4-Palo y a la bolsa. El segundo tiempo arrancó con Junior buscando el empate con el mismo libreto que practicó en el primero. A los 5 minutos, Willer Ditta anticipó y pasó al ataque para rematar rasante al palo derecho de Franco Armani, que a pesar de la estirada no llegó y fue salvado por el poste. Esta jugada pareció frustrar al equipo colombiano y despertar a River, que cinco minutos más tarde conseguía ampliar la ventaja por medio de Julián Alvarez. El juvenil anticipó con categoría definiendo una muy buena jugada que se hizo familiar con aquel gol de Lucas Beltrán frente a Colón hace algunas semanas: nació en el sector derecho con los pies de Paulo Díaz y Enzo Pérez -quienes en el segundo tiempo tuvieron más espacios para jugar-; la pelota derivó en Agustín Palavecino y este descargó con Fabricio Angileri, ya en posición de ataque por el sector izquierdo para meter el centro. River conseguía liquidar el partido lastimando a Junior en los momentos justos.

5-Cuatro por Cuatro. A los 25 minutos del segundo tiempo Gallardo hizo un extraño cambio cuádruple que le sirvió para seguir probando variantes. A los ya típicos ingresos de Federico Girotti y Jorge Carrascal, se le sumaron los de Milton Casco y el juvenil Santiago Simón, quienes entraron para asistir a un Enzo Pérez brillante. El colombiano fue el que mejor se mostró, apelando a su habilidad para desnivelar en el uno contra uno y también tomando buenas decisiones a la hora de soltar la pelota. Queda la sensación de que si pudiera ser más determinante, Carrascal se quedaría con el puesto de Julián Alvarez. Para el cierre del partido quedaron dos buenas jugadas del equipo visitante y en la última de ellas el gol del descuento más que merecido, convertido por Miguel Borja. Un triunfo valioso para River, de esos que terminan incidiendo cuando se decide la clasificación.

Foto destacada: @RiverPlate

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *