Racing venció a un Boca sin respuestas

Nicolás Bajo (@nicobajo32

“La Academia” se quedó con el primer duelo de los Cuartos de Final de la Copa Libertadores. Fue 1-0 en el “Cilindro” de Avellaneda. Lorenzo Melgarejo convirtió el gol que le dio un triunfo importante al equipo de Sebastián Beccacece. Aquí, 5 claves de la victoria del local.

1-Paciencia, concentración y convicción: Beccacece entendió cómo jugarle la primera partida de ajedrez al Boca de Russo. Con la línea de 5 defensores, el técnico soltó a los laterales (Mena y Domínguez) y obligó en todo momento a que los extremos xeneizes se replieguen. Algo que, como se ha visto, les cuesta un tanto. Esa situación también que generó que Boca no pueda recuperar la pelota a una altura viable del campo para atacar rápido y activar al propio Villa y/0 Salvio. Racing sometió a los de Russo a jugar en su campo y el “Xeneize” por momentos no encontró respuestas. En el segundo tiempo, los locales encontraron el gol en el momento justo y supieron cómo resguardarlo. Fiel a su estilo, en una jugada que pasó por ambos extremos de la cancha, Lorenzo Melgarejo conectó un gran centro y definió en soledad ante Esteban Andrada.

2-Boca y Russo volvieron a fallar: Más allá de alguna jugada esporádica en la última parte del primer tiempo, a pura individualidad, el “Xeneize” volvió a no estar a la altura de la fase y el certamen en el que está compitiendo. Sin respuestas, con jugadores en bajo nivel, sin ninguna sorpresa ni adentro ni afuera de la cancha y hasta con decisiones erróneas del propio técnico. Desde el banco de suplentes tampoco llegaron las soluciones y las dudas comienzan a aparecer. Con estas fallas y el sinfín de problemáticas del nulo funcionamiento colectivo, ¿realmente podrá Boca levantar el nivel y perfilarse como un equipo peligroso?

Melgarejo le dio la victoria a su equipo. Foto: CONMEBOL

3-Gol, bloque bajo y a otra cosa: Tras el grito de Melgarejo, Racing supo cómo mantener la ventaja y, más importante aún, el 0 en su arco de cara al partido de vuelta. Los de Beccacece se replegaron y le cedieron la pelota a Boca. Como viene mostrando de manera habitual, el “Xeneize” no es un equipo que sepa qué hacer exactamente cuando le sirven el balón. No está preparado ni diagramado para jugar así. El problema es cómo suplir y desarrollar algo en este tipo de contextos. ¿Un equipo puede darse el lujo de, ante la adversidad, no levantar la cabeza y mostrar respuestas colectivas? Los de Russo carecen de un plan b -y también de componentes certeros y predispuestos para hacerlo- cuando el rival propone otros escenarios que no son los ideales para ellos.

4-Cardona: ¿Dónde podría ser ubicado el colombiano?: Miguel Ángel Russo volvió a insistir con Edwin Cardona cerca de Carlos Tevez, como una especie de segundo punta. Para la presión, el ex-Pachuca no es un futbolista que realice grandes recorridos ni demasiados sacrificios para “ahogar” o tapar las salidas del rival. Está acostumbrado a otra cosa. La decisión del técnico es, al menos, un tanto llamativa teniendo en cuenta que Cardona cuando actuó como “interno” y a metros de Capaldo y Campuzano (en Porto Alegre ante Inter) lo hizo de buena manera. Edwin es un jugador más posicional, de buen pie, con mucha calidad, y puede poner a correr a los extremos al espacio pero también, con la cancha de frente, sabe lastimar con conducción. En un equipo de puras transiciones, quedó expuesto y vio pasar la pelota constantemente. Además, la sensación general es que a Boca le falta un componente en mitad de cancha y si el técnico mira para el costado, difícilmente hoy por hoy encuentre una variante certera. ¿Por qué no Cardona?

5-Melgarejo, Sigali, y los laterales, los puntos más altos de Racing: La influencia de las bandas fue clave tanto en ataque como en defensa. Mena y Domínguez neutralizaron a las principales armas de Boca (más allá del flojo nivel de Salvio) y aportaron lo suyo en la ofensiva. Siempre fueron alternativa y con el buen pie del mediocampo, brindaron soluciones por fuera. Melgarejo, además de gol, demostró un gran nivel. Pese a que debió ser expulsado por una plancha fuerte sobre Capaldo, fue vital en la construcción del juego. Por momentos realizó un gram tandem con Fabricio Domínguez que iba por fuera gracias a sus diagonales. Leonardo Sigali, quizás el punto más alto, estuvo muy seguro en la defensa. Bloqueó a Tevez y supo cómo responder ante varios avances del visitante. El “Oso” sumó 83% de precisión en pases, realizó 3 intercepciones y 4 entradas exitosas. Además, ganó 9/11 duelos individuales. (@DataRef_)

Foto destacada: @infobaedeportes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *